[ nota de prensa] La firma Mann+Hummel Ibérica, ubicada en Zaragoza, concluyó un año para ellos de especial relevancia, pues “50 años de actividad en España que han determinado la historia del recambio en nuestro país, impregnándole su característico color verde y amarillo”, como la compañía destaca.

No en vano, en los últimos doce meses se han vivido numerosas situaciones en las que se ha hecho patente esta afirmación. La empresa vive una etapa de crecimiento mundial y en España “continúa siendo el fabricante de sistemas de admisión de aire elegido por los constructores de los vehículos más vendidos”.

La apertura de los actos de conmemoración de aniversario tuvo lugar durante la celebración de la feria Motortec Automechanika 2015, con la presentación de novedades de producto y una afluencia con record de visitantes registrados en su stand.

Uno de los momentos más emotivos fue el evento central de aniversario en el Palacio de Congresos de Madrid, donde clientes históricos y más recientes, antiguos trabajadores, miembros de la plantilla actual, los cuatro directores generales que han dirigido la compañía en este tiempo, periodistas y profesionales del sector se reunieron para celebrar juntos estos primeros 50 años de actividad de la compañía, destacando los valores y la personalidad de una compañía de excelencia.

“Solo Mann-Filter es capaz de conseguir reunirnos a todos los actores del sector en un evento como éste”, declararon entonces representantes de la distribución. Las puertas de la planta aragonesa siempre están abiertas pero durante 2015 las visitas fueron la tónica dominante.

Así, talleres, clientes y autoridades políticas asistieron a distintos actos donde se destacó el valor de las personas que a lo largo de estos 50 años han dejado su impronta en Mann+Hummel Ibérica.

Como también queda reflejado en el libro conmemorativo de aniversario, que ha sido el resultado de la recreación de las vivencias de numerosos trabajadores y colaboradores, protagonistas de la trayectoria de la empresa.

Y como buen profeta en su tierra, la compañía fue reconocida en 2015 con el ‘Premio Pujanza Empresarial’, por su gran contribución a la Comunidad Autónoma de Aragón a lo largo de sus 50 años de historia.